martes, 15 de junio de 2010

La Tomatina

Dice el Sr. De la Iglesia que “Estamos menos subvencionados que los tomates”. Aquí. Bueno, esta frase es una de las más discutibles que he oído en mucho tiempo. Si está comparando estas ayudas con otros países, no le puedo quitar la razón, pero si hablamos de las subvenciones que se dan en España, entonces no sé si ponerme a llorar o reír, me inclino por la segunda opción.

Pero vamos a ver, Señor Presidente de la Academia, hasta ahora, y no vamos a entrar en el terreno de los recortes, el Ministerio de Cultura ha mimado y consentido al sector del cine español de un modo grotesco, en comparación con otros sectores, como por ejemplo el cómic.

Lo que no es normal, es que con la “ayuda” que puede recibir una película, cuyo fin es estrenarse en unas pocas salas y cumplir unas cuotas de taquilla irrisorias, con esta “ayuda”, eventos de otro tipo, que arrastran en un solo fin de semana a miles y miles de personas, como un Salón de Cómic o Manga, podría hacer verdaderas maravillas, de verdad, y se hacen con carácter anual. Me parece que este tipo de declaraciones están completamente fuera de lugar, no puedes quejarte (todo el mundo tiene derecho al pataleo, lo sé) cuando has sido el niño mimado de la casa y encima eres el último de la clase, el resto de niños, los que no tenemos ni esperanza en acercarnos a recibir las mismas “ayudas” y funcionamos mucho mejor en clase, empezamos a hartarnos de esta postura, hay que trabajar para funcionar mucho mejor, no llorar y patalear porque no nos dan más dinero como a los niños franceses, que ellos sí que rompen las estadísticas en clase, ni echar balones fuera diciendo que los culpables de esta situación son los consumidores que no están al nivel, venga vamos!

1 comentario:

Administrador dijo...

Articulo interesante, coincido contigo en su totalidad.