martes, 22 de junio de 2010

Día Internacional de la Música

Ayer, 21 de junio, fue el día Internacional de la Música. Para festejar este gran día se me ha ocurrido hacer un post relacionando la música con el cómic, y me he puesto a indagar por la red sin demasiada esperanza, pero cuan equivocada estaba! , he encontrado datos muy interesantes y curiosos.

El cómic como “mass media”, el lenguaje ya se desarrolló hacía mucho tiempo, comienza, talo y como lo conocemos hoy en día, con la publicación del inigualable Little Nemo (Windsor McCay), el 15 de octubre de 1905 en el New York Herald, coincidiendo en el tiempo con el nacimiento en New Orleans del Jazz, la base de toda la música popular posterior. El 26 de julio de 1908 se publicaba la impresionante y mítica página de Little Nemo, en la que el protagonista vuela sobre los tejados de N. York, este mismo verano es testigo del nacimiento de la primera gran orquesta de Jazz, la Original Creole Jazz Band.

Tras estos comienzos tan ligados temporalmente, pero tan distanciados social y territorialmente, han de pasar bastantes años para que ambos converjan unidos, salvo ciertas excepciones puramente estéticas, portadas de discos, y algunos temas esporádicos sobre personajes del mundo del cómic, esta relación era superficial.

En 1960, los Beatles, utilizan en las portadas de tres de sus álbumes, Revólver, Sgt Peppers y sobre todo Yellow Submarine, en el que incluían un cómic basado en la película del disco. El siguiente paso fue la publicación por parte de DC Comics y Editorial Novaro de un cómic protagonizado por la banda.

En 1968, Robert Crumb, diseña la portada del álbum Cheap Thrills del grupo, capitaneado por Janis Joplin, Big Brother and the Holding Company.

Y el fantástico caso contrario, crear un disco basado en un cómic. En 1991, en Italia, se idea hacer un disco de tangos inspirado en “Corto Maltés Tango… Y todo a media luz” del Maestro Hugo Pratt. Pero no fue hasta cuatro años después de la muerte del autor, que su viuda retoma el proyecto volviendo a reeditar el cómic que se vendió junto al disco. Pero esta es una historia larga e interesante que merece un post para ella solita.

2 comentarios:

Mar Calpena dijo...

Y no te olvides del plagio de la portada del "Take no prisoners" de Lou Reed, sacada directamente de una ilustración de Nazario...

A.R. dijo...

Ostras! es verdad! no era la de un punkie en un callejón con basura?, es verdad, pero sabes si fueron a juicio o algo?